Consecuencias de una mala contabilidad


Estamos viviendo momentos inéditos, muchos negocitos no la están pasando muy bien, es una realidad… Y si a eso le agregas que nunca llevaron una buena contabilidad, pffff estamos hablando de que lamentablemente serán negocios que no sobrevivirán por mucho tiempo.
“¿A poco una mala contabilidad te puede afectar taaanto?”. Sip, créenos que sí, y aquí te vamos a contar por qué.
Antes que nada, como muchos ya lo saben, la contabilidad ayuda a controlar los ingresos y los gastos, a saber con precisión la situación financiera de tu empresa (y su salud), y, por supuesto, a tomar mejores decisiones acerca de tu negocio (lo que hace que tengas cero estrés y disgustos de cualquier tipo).
¿Qué pasa entonces si tienes una mala contabilidad?
No tienes control en tu empresa. Cometerás muchos errores por la falta de orden en tus números e incluso le podrás quedar mal a proveedores o clientes.
No puedes conocer el estado de salud de tu negocio. No tener la información precisa de los números de tu negocio puede llevarte tal cual a la ruina.
Estarás más expuesto a multas o sanciones. Al no tener tu conta al día, es muy probable que se te pase cumplir con tus obligaciones fiscales con precisión, lo que te ganará multas o sanciones.
Puedes afectar a tus empleados. Va de la mano con ser descuidado en tu contabilidad, pues puede afectar directamente en el cobro de sus nóminas o en las cotizaciones al seguro social que tienes que hacer.
Te puedes quedar sin algunos beneficios fiscales. Al no tener tu conta al 100, no podrás declarar correctamente y te puedes perder de alunas deducciones o ahorros.
Limita tus opciones de financiación. Si no tienes tu contabilidad al día, los bancos no te van a dar créditos, así de simple.
Pierdes mucho tiempo y dinero. Al tratar de solucionar todos los errores anteriores, te desgastarás no sólo tú, sino también a tu bolsillo.

¿Qué puedes hacer para que esto no te pase?
Simplemente ser disciplinado, eficiente y ordenado. Pero, sobre todo, contratar a un buen contador si tú no estás cualificado para llevar tu propia conta, haznos caso, no pierdas tu patrimonio por una mala contabilidad, es algo que de verdad está en tus manos evitar. Uno de los errores más comunes en los emprendedores es no contratar a un contador, ¡no seas uno de ellos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de las personas físicas y morales?

¿Qué pasa con las obligaciones fiscales cuando una persona muere?

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios