Debe y haber: ¿con qué se comen?


Hoy queremos platicar de un tema bastante básico y que absolutamente todos deben conocer: el famoso debe y haber.
Si tú, querido amiguito, ya lo sabes, puedes pasarte de largo este blog y checar otros que te puedan interesar AQUÍ, pero si eres de los que apenas está entrándole al mundo de la conta, pues esto es un principio super básico.
Debemos empezar a explicar que todo sistema de contabilidad se compone de dos partes o columnas (“asiento contable” para nosotros los ñoños de conta), en donde tienen cabida el debe y el haber. El primero se ubica en el lado izquierdo y el segundo en el derecho. Estos dos valores sirven para registrar las cantidades referentes a las transacciones realizadas por una empresa en una fecha concreta.
El debe tiene por objetivos registrar en términos financieros todas aquellas transacciones que impliquen que una empresa o una cuenta ingrese o reciba.
Mientras que el haber presenta la finalidad de registrar todas aquellas operaciones que representen la salida o entrega de una cuenta o de la compañía. Se compone por los pasivos de la empresa, tratándose los mismos de obligaciones que tiene vigentes la entidad y que suponen una reducción de los beneficios económicos en el futuro.
Pegado al significado de debe y haber hay que abordar un par de conceptos, que son cargar y abonar. Cargar una cuenta es cuando se registra una operación en el debe, mientras que abonar hace referencia al registro de una transacción en el haber.
Hay que aclarar que en cualquier asiento contable, una anotación en el debe de una cuenta implica que también deba realizarse una anotación en el haber de otra cuenta. Esto recibe la denominación de partida doble y se trata de un elemento básico en contabilidad.
En muchas ocasiones surgen dudas sobre dónde debe registrarse un apunte. Para aclararlo, los ingresos y debidos se incluyen en el debe, mientras que los gastos o créditos se anotan en el haber.
O sea, en resumen: las cuentas de activo aumentarán su valor por medio de anotaciones en el debe y reducirán su valor por medio de anotaciones en el haber. Mientras que las cuentas de pasivo incrementarán su valor a través de anotaciones en el haber y disminuirán su valor por medio de anotaciones en el debe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de las personas físicas y morales?

¿Qué pasa con las obligaciones fiscales cuando una persona muere?

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios