¿En qué casos puede darse una demanda laboral?

Seguramente te ha tocado escuchar sobre algún empresario que recibió alguna demanda laboral (especialmente en estos tiempos difíciles), pero ¿en qué casos esto puede pasar? Aquí te lo contamos.

Desacuerdos contractuales

Ocurren cuando cualquiera de las partes en un contrato tiene un desacuerdo con respecto a cualquiera de los términos o definiciones del contrato, o en otras palabras, cuando se produce un incumplimiento del contrato. Son una fuente muy común de riesgo para las empresas: este artículo en RocketLawyer señala que este tipo de demanda representa aproximadamente el 60 por ciento de los cerca de 20 millones de casos civiles presentados cada año.

Agravios

Otras situaciones a las que pueden enfrentarse las pequeñas empresas se denominan «agravios». Puede tratarse de agravios a la propiedad, agravios de responsabilidad civil, infracciones de dignatarios, y casos de negligencia.

El escenario típico que conduce a una demanda por daños a la propiedad ocurre cuando el propietario o casero de un local comercial demanda a la empresa que está alquilando la propiedad por daños en las instalaciones. Los accidentes por resbalones y caídas también se consideran agravios, así como cualquier incidente en el que un cliente se lesiona mientras está en un negocio o mientras usa artículos que el negocio produce.

Como medida de sentido común, asegúrate de que tu tienda o ubicación comercial cumple con los más altos estándares de seguridad e higiene.

Incumplimientos en el proceso de contratación

Bajo la ley federal, un empleador no puede discriminar ilegalmente en su proceso de contratación por cuestiones de raza, nacionalidad, género, embarazo, edad, discapacidad o religión. Tenlo en cuenta cuando estés contratando nuevo personal. Si vas a contratar a empleados por primera vez.

Violaciones a la propiedad intelectual

Debes estar al tanto de los derechos de autor, patentes y marcas registradas. Cuando utilizas la propiedad intelectual de otra empresa o individuo para tu propio negocio y beneficio, podrías ser responsable de usufructo y daños monetarios.

Problemas con empleados y competidores

Tener empleados es otro factor de riesgo, sobre todo si tienes que firmar una gran cantidad de contratos, y especialmente si estos son complejos. Incluso el éxito de tu empresa te hace más susceptible a recibir una demanda laboral: tus competidores pueden presentar quejas para dificultar tu progreso, o los empleados descontentos pueden presentar quejas injustificadas.

Aunque suene obvio, haz siempre lo posible para mantener felices a tus empleados. Al tomar algunas simples medidas, reducirás exponencialmente las posibilidades de ser demandado por tus empleados.


Ahora bien, no todas las empresas están expuestas al mismo tipo y nivel de riesgo. Tus posibilidades de verte involucrado en una demanda laboral pueden depender mucho del tipo de exposición que tenga tu negocio. Por ejemplo, si tienes una tienda que atiende a clientes, es posible que alguien que se resbale y se caiga en el piso mojado presente una demanda. 

Por el contrario, si tu negocio solo opera en línea, no tienes la misma exposición, pero ¡ojo! Tus posibilidades de infringir los derechos de propiedad son mayores. 

¡Así que trucha con eso!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de las personas físicas y morales?

¿Qué pasa con las obligaciones fiscales cuando una persona muere?

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios