¿Por qué deberías estar al tiro con la previsión social?

 

 

Seguro estás pensando constantemente en maneras de conseguir beneficios fiscales para tus clientes y la previsión social es una de ellas. ¿Sabes si ya ofrecen prestaciones de previsión social?


El artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta define la previsión social como “erogaciones efectuadas que tengan por objeto satisfacer contingencias o necesidades presentes o futuras, así como el otorgar beneficios a favor de los trabajadores [...] que les permitan el mejoramiento de su calidad de vida y la de su familia”. 


Esto es, cualquier apoyo otorgado por el empleador que aporte a la calidad de vida de sus colaboradores con el objetivo de contribuir al bienestar integral del trabajador. Dichas prestaciones deben otorgarse a la totalidad de los empleados y no estar condicionadas a su desempeño laboral, es decir, que son su derecho por el hecho de ser empleados, para ser consideradas como previsión social. 


Estos apoyos otorgados a los trabajadores deben apegarse a ciertos requisitos para cumplir con la previsión social y que brinde beneficios fiscales a los empleadores. La Ley del ISR señala algunos conceptos que se consideran previsión social:

 

  • Ayuda de transporte

  • Becas estudiantiles

  • Fondos de ahorro

  • Fondos de pensiones y jubilaciones adicionales a las establecidas por la Ley del Seguro Social 

  • Gastos y exámenes médicos, dentales y hospitalarios

  • Primas de seguros de vida

  • Vales de despensa, entregados mediante monedero electrónico (sólo deducibles en un 47% o 53%)


Es importante considerar que, para efectos de la determinación del ISR, las prestaciones por concepto de previsión social no pueden otorgarse en efectivo u otros medios equivalentes. Esto debido a que no queda un registro en el que se pueda comprobar si esos apoyos se destinaron a la adquisición de bienes para la seguridad del trabajador y su familia.


Asimismo, existe un monto máximo para deducir gastos derivados por concepto de previsión social, el cual corresponde a siete salarios mínimos según el área geográfica del contribuyente, de modo que de recibir un excedente, este se tomará en cuenta como un ingreso acumulable para el trabajador. 


Como ves, estos son algunos ejemplos de prestaciones por concepto de previsión social. Para considerarse como tal, deberás  confirmar que las prestaciones que ofrece tu cliente se apeguen a los lineamientos estipulados y que formen parte del SBC (salario base de cotización) de sus trabajadores en su totalidad. 


Sólo queda preguntar, ¿qué tan al tiro están tus clientes con la previsión social?


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de las personas físicas y morales?

¿Qué pasa con las obligaciones fiscales cuando una persona muere?

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios