La tarea más importante del CEO

Habrá personas que te digan que para que puedas vivir bien y que te vaya bien en los negocios, debes dormir mal, debes dormir poco para que el día te rinda, pero para mi gusto es una de las actividades que hace poco descubrí y que estaba totalmente erróneo. Yo promulgo mucho el despertarse temprano (a las cinco de la mañana) para poder hacer todo lo que se necesita, pero una cosa importante y creo que más que levantarse temprano, es dormir bien.

Por eso denominé este blog como “La tarea más importante del CEO” y es que esta tarea la resumo en un tema muy sencillo: tomar buenas decisiones, pero para tomar buenas decisiones necesitas estar muy bien descansado, y una realidad es que el reloj biológico es el mejor y más preciso para saber cuando tu cuerpo haya descansado bien.

Un promedio de horas de buen descanso debe ser entre siete y ocho horas diarias, no más porque puede ser que te afecte, y esta afectación se da por dormir de menos o de más. Recuerden que si queremos tomar buenas decisiones, debemos estar física y mentalmente muy bien.

No tener una mente clara y descansada, nos puede llevar a tomar decisiones que en el futuro podemos arrepentirnos. Una de las cosas que deben saber es que su éxito en la vida personal, profesional y empresarial es el cúmulo de decisiones que tomamos día con día, esto afortunadamente lo descubrí a tiempo; les platicaré cuál fue mi experiencia.

Un jueves por la tarde tuve una reunión muy importante donde podía tener un crecimiento exponencial por una sociedad que se pretendía hacer, pero ese día había dormido poco por la carga excesiva de trabajo; el descanso no fue el idóneo. Llegué a la reunión a las seis de la tarde en punto con una empresa que seguro nos podría dar un impulso muy grande para una de las compañías que estoy impulsando, pero no llegué físicamente de la mejor forma que hubiera deseado; era la última reunión del día y sabía que posteriormente podría tener la oportunidad de descansar en la comodidad de mi casa, entonces al momento de llegar a la negociación de los términos del negocio no estaba en mi momento más lúcido y desafortunadamente no tomé las mejores decisiones ese día; primero por no estar mentalmente en el mejor estado y, por otro lado, físicamente tampoco estaba de lo mejor. Ha sido una de las reuniones que pude haber aprovechado mejor.

Ahora bien, te voy a dar los siguientes consejos para que tomes buenas decisiones, son muy breves pero muy prácticas: primero debes aprender a dormir bien, toma entre siete y ocho horas diarias, descansa de una manera correcta; el segundo punto, las reuniones más importantes deben ser en la mañana, es el momento en donde estás mejor física y mentalmente, estas reuniones fundamentales para el crecimiento deben ser entre las diez de la mañana y 12 del mediodía, son las horas perfectas para tomar buenas decisiones.

Ahora que lo sabes, ponlas en práctica y aprendamos a descansar. Tu mente es lo más importante que tienes y debes cuidarla y aprovecharla. Tu mente es tu templo.

 

L.C.P. Gonzalo Avila

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo calcular el IVA para personas físicas en RESICO?

¿Qué onda con el SAT y las criptomonedas?

Conoce los cambios fiscales para el siguiente año