Qué difícil es saber qué quieres

 

Las redes sociales distan mucho de lo que realmente pasa por la mente de los empresarios y emprendedores. En las redes sociales todo es lujo, éxito y demás, pero nunca se ven los momentos complicados. Entre ellos está uno que me ha agobiado durante mucho tiempo y ha sido el más complicado de todos: saber qué quiero, cuál es mi plan a dos o cinco años, qué es lo que quiero lograr en este tiempo.

Muchos de ustedes saben perfectamente qué quieren en los próximos años, y eso para mí es lo mejor que pueden tener, porque tienen claridad de cuál es la meta, cuál es el objetivo que tienen en la vida, tanto profesional como en lo personal. Si tienen claridad, están diez pasos adelante que todas las demás personas; es algo maravilloso contar con las metas claras y adecuadas.

Ahora te preguntarás: ¿Por qué tú no puedes tenerlo, Gonzalo? Simplemente porque en la vida cada día es un viaje nuevo. Cada día recibimos noticias o simplemente vemos nuevas oportunidades y eso hace que tu vida vaya cambiando de rumbo cada minuto; algo bueno, pero a la vez no, porque debemos estar configurando nuestras metas y nuestro camino día con día, una labor complicada y cansada.

Si bien es cierto que lo mejor es tener un camino marcado, por otro lado también es bueno no tenerlo y casarte con eso, porque perderemos oportunidades importantes en la vida que nos podrán dar crecimientos interesantes y sobre todo tener la oportunidad de ser feliz, que para mí esa es la meta final: hacer lo que te gusta en todo momento, buscar el NO ARREPENTIMIENTO de las acciones y de lo que hemos logrado.

Por esa razón de vez en cuando me siento frustrado por no tener una claridad divina por los próximos diez años, pero simultáneamente estoy seguro de que los cambios en la vida es lo mejor para que el día de mañana diga: “no me arrepiento de haber hecho tal o haber invertido en alguna otra empresa”.

Lo importante aquí, es decirte que muchas veces no tener claridad es bueno, también es aceptable cambiar de rumbo y hacer lo que realmente queremos hacer.

Nunca es tarde para tomar decisiones trascendentales que sabemos que nos beneficiarán.

 

LCP Gonzalo Avila

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo calcular el IVA para personas físicas en RESICO?

¿Qué onda con el SAT y las criptomonedas?

Conoce los cambios fiscales para el siguiente año