¿Qué hacer si mi devolución de saldo a favor es rechazada o negada?


Ya pasó el mes de abril y por fin se acabaron las declaraciones anuales. Ahora, para las personas físicas, viene lo bueno: su devolución de saldo a favor. Como recordarás, esto ocurre cuando al hacer tu declaración, resulta que pagaste más de lo que debías, por lo que te corresponde que te devuelvan ese dinero acumulado de todo el año. Podrás pedir la devolución automática siempre y cuando tu cantidad no exceda $150, 000 pesos.

Como ya lo explicamos en una de nuestras publicaciones de redes sociales, a veces el SAT no quiere devolverte tu dinero por muchas razones o pone muchas trabas para hacerlo. Así que vayamos a lo principal de este blog, ¿qué pasa si mi devolución de saldo a favor es rechazada o negada?

Primero debes conocer y tomar en cuenta los conceptos "rechazada" y "negada". Si tu devolución está marcada como "rechazada", no significa que no te la vayan a devolver. Solo que una parte (o toda) de la declaración presentó inconsistencias. Cuando pasa esto, solo tienes que volver a realizar el trámite y corregir lo que esté mal. 

En cambio, cuando dice "negada", es porque definitivamente el SAT no devolverá el dinero, ya sea por errores de muchos tipos o porque encontró algo raro. Pero no te preocupes, si tú estás seguro que tus deducciones fueron correctas y tus cálculos se hicieron bien, todavía puedes recuperar ese dinero.

Opciones si tu saldo a favor fue rechazado

  •  Volver a realizar tu trámite 
  • Acudir a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) a pedir asesoría gratuita.  Comunícate a atencionalcontribuyente@prodecon.gob.mx, 5512059000 (Ciudad de México), 800 611 0190 (interior del país)

Opciones si tu saldo a favor fue negada

  • Presentar recurso de revocación para iniciar un proceso de impugnación
  • Iniciar juicio de nulidad ante el Poder Judicial




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo calcular el IVA para personas físicas en RESICO?

¿Qué onda con el SAT y las criptomonedas?

Conoce los cambios fiscales para el siguiente año