Todo lo que necesitas saber de la declaración anual personas físicas

 

Como ya sabías (o si no te lo recordamos), Contaliado, abril es el mes donde las personas físicas hacen su declaración anual de impuestos. Tienen del 1 al 30. Esta no es más que el informe que hacen los contribuyentes al Servicio de Administración Tributaria (SAT) sobre sus ingresos y deducciones del Impuesto sobre la Renta de todo el año.

¿Por qué es importante hacerla?

Hacer la declaración es una obligación ante la ley, pues con los impuestos que te toquen pagar estás contribuyendo a que el Estado perciba ingresos. Uno de los principales beneficios es que, con la deducción de impuestos, puedes recibir lo que se conoce como saldo a favor y que te regresen parte del dinero que facturaste en el año. Además, si no presentas tu declaración puedes recibir una multa o sanción por parte del SAT.

¿Quiénes deben presentarla?

Las personas físicas (es decir, como tú o como yo, individuos con obligaciones) son aquellos contribuyentes que están dados de alta en el SAT dentro de algunos de los regímenes:

  • Asalariados.
  • Honorarios (servicios profesionales).
  • Arrendamiento de inmuebles.
  • Actividades empresariales.
  • Incorporación fiscal.

Si estás dentro de alguno de estos, tienes que presentar tu declaración. Los que son asalariados comúnmente la presentan los patrones, pero hay algunas excepciones:

  • Terminaste tu relación laboral antes del último día del año.
  • Obtuviste ingresos de dos empleadores simultáneamente.
  • Recibiste otros ingresos además del salario.
  • Tu sueldo provino de un empleador que no realiza retenciones.
  • Recibiste una indemnización laboral.

¿Cómo hacer tu declaración anual?

Recuerda tener tu RFC y tu contraseña a la mano. Sigue estos sencillos pasos:

  1. Ingresa a la página web del SAT.
  2. Entra a tu cuenta con tu RFC y contraseña o e.firma.
  3. Realiza tu declaración en el apartado donde viene.
  4. Llena con cuidado los datos que te solicitan.
  5. Firma tu declaración y envíala.
  6. Guarda tu acuse de recibo.
  7. Si tu declaración resulta con saldo a favor, pide tu dinero al SAT.
  8. Si tu declaración resulta que necesitas realizar un pago, hazlo por medio de transferencia bancaria.
  9. Al realizar el pago, guarda tu comprobante.
  10.  Recuerda pedir asesoría si llegas a tener complicaciones.

Si quieres saber más sobre declaraciones anuales y devolución de impuestos y otros temas de contaduría, síguenos en nuestras redes sociales (@ContaParaTodos) donde cada semana anunciamos las Masterclass gratuitas que tendremos para que te capacites.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo calcular el IVA para personas físicas en RESICO?

¿Qué onda con el SAT y las criptomonedas?

Conoce los cambios fiscales para el siguiente año