Reuniones de 15 minutos

 


No es nada nuevo que yo te diga que las reuniones con tu equipo de trabajo deben ser de 15 minutos máximo, y tú pensarás que esto que te digo es imposible hacerlo, porque simplemente con los saludos y ponerse al día entre sus compañeros de trabajo se van precisamente esos 15 minutos, pero te voy a decir que desafortunadamente nuestra cultura tiene esa mala costumbre de perder el tiempo constantemente haciendo lo que no deberíamos hacer, como por ejemplo en las reuniones de trabajo. 

No debemos ponernos al día de cómo nos fue el fin de semana o como le fue a tu equipo favorito en el torneo, sino todo lo contrario: cuando determinemos qué debemos hacer algo, es enfocarnos en hacerlo; las distracciones son nuestro peor enemigo para lograr nuestro cometido.

 

En lo particular, soy de las personas que siempre procuro que nuestras reuniones de trabajo tengan un fin concreto, porque de esta manera no perdemos demasiado tiempo en tocar temas no relevantes o importantes para todos los involucrados, y por esa razón, aquí en este blog lo que quiero recomendarles es que cuando tengan reuniones de trabajo sean muy breves, muy concisas y sobre todo que tengan un fin concreto, esto ayudará a que nuestro tiempo sea más eficiente y podamos dar ese brinco de eficiencia que debemos tener para lograr nuestros objetivos. 

Por esa razón te doy las siguientes recomendaciones para hacer de nuestras reuniones sumamente eficientes y sean muy productivas:

 


  1. Empezar las reuniones puntualmente.
  2. Tener lista la minuta de la reunión, los puntos que se verán.
  3. Respetar la palabra mientras alguien esté hablando y no interrumpirse.
  4. El líder que sea el moderador de la reunión asignando la palabra y avanzando con la minuta.
  5. Tratar de que las reuniones no se excedan del tiempo asignado.

 

El seguir estos pasos sencillos pero fundamentales tiene varios beneficios, entre ellos considero dos importantes: número uno, el tiempo es eficiente para todos con la finalidad de que hagan lo que tengan que hacer y no se pierda tiempo; número 2, las reuniones suelen ser tediosas, aburridas y cansadas, por lo tanto se pierde la concentración, no son objetivas las soluciones y su cometido no es logrado.

Entonces ya sabes que las reuniones debes buscar que sean cortas y sumamente objetivas para lograr el cometido y por lo tanto la empresa se vuelva una máquina eficiente.

 

LCP Gonzalo Avila

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo calcular el IVA para personas físicas en RESICO?

Una lista que sin duda te ayudará: Listado de Productos y servicios que exentan IVA en México

Conoce los cambios fiscales para el siguiente año