¿A cuánto vender tu producto o servicio?


Tienes una idea de negocio maravillosa, comienzas a elaborarla cada vez con más detalles en tu cabeza, se la cuentas a tus amigos y de repente te hacen la pregunta más importante: “¿y a qué precio lo vas a vender?”, pero te das cuenta de que eso no lo habías definido con claridad, o quizás sí, pero lo hiciste sin analizarlo demasiado. ¿Te suena familiar?
Para todos aquellos que ya tienen identificado y definido el producto o servicio que van a ofrecer, pero aún no saben qué precio ponerle, ¡llegaron al lugar indicado!

Primeramente, debemos aclarar que hay dos puntos importantes que deben tomar en cuenta para esto:

Por un lado, debemos de hacerlo desde la perspectiva del marketing, es decir, hacer un benchmarking. ¿Qué es esto? Simple y sencillamente, hacer un análisis detallado de tus competidores.

Con esto, debes prestar especial atención a cuánto ofrece tu competencia ese mismo producto o servicio, esto nos va a dar un precio de referencia sobre en qué rangos podemos nosotros vender lo nuestro.

Después de esto, lo segundo que debemos hacer es sacar un dato más numérico. Primero tenemos que saber cuál es nuestro costo de venta, el cual ya platicamos en otro de nuestros blogs (para leerlo da click AQUÍ). Una vez que ya tenemos determinado esto, tenemos otro gasto que es el operativo, el cual regularmente es un gasto fijo, es decir, así vendas una o 100 unidades de tu producto, este gasto no cambia (esto puede ser la renta, sueldos, internet, teléfono, etc.).

Ahora, ya tenemos determinado nuestro costo de venta y el gasto fijo. Vamos a poner un ejemplo y hacer un ejercicio:

Supongamos que nuestro gasto fijo mensual es de $100,000

El costo de venta unitario de nuestro producto es de $15

El precio de venta de mi competencia es entre $25 y $50

Si yo pongo mi precio de venta al público en $30 le estoy ganando un 100%

Ahora nos preguntamos entonces cuántas unidades de producto debo vender para poder cubrir mis $100,000 de gasto fijo mensual. Lo que hacemos es una división de $100,000 entre $15, lo que nos da un resultado de 6,600. Esta es la cantidad de productos que debes vender para cubrir tus gastos totales.

Ahora, para tener un precio aún más detallado, debemos revisar también la demanda de nuestro producto, podemos hacer una investigación en el INEGI de cuánto vale el mercado de nuestro producto, y de esta manera verificar si podemos satisfacer la demanda local.

En resumen, para definir a cuánto vender tenemos que cuidar el benchmarking y además llegar al punto de equilibrio entre esto y nuestros costos de producción. También tenemos que prestar atención y ser realistas en que el margen de utilidad sea de acuerdo con la industria, porque no todas ellas tienen el mismo margen.

Por último, queremos aclarar que todo lo anterior no aplica si tú como emprendedor tienes un producto único (que absolutamente nadie lo ofrezca), en ese caso sí puedes poner el precio que tú quieras porque cualquier persona te lo va a comprar al precio que lo des, no importa el monto que tú establezcas.

Ahora, ¿estás listo para vender?

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de las personas físicas y morales?

¿Qué pasa con las obligaciones fiscales cuando una persona muere?

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios